ME siento sola

Hola spy una chica de 28 años que vive en Madrid. Por cosas de la vida y por muchos años de enfermedad me encuentro hoy en día sin vida social es decir sin amig@s. Parece una tonteria pero eso me hace estar muy triste. Me gustaría que desde aquí poder conocer a gente y no sentirme tan sola. 1

Sin votos (todavía)

Comentarios

Hola se perfectamente como te

Hola se perfectamente como te sientes, así que ánimo.

Y otro poquitín:

El caso que yo me decidí a empezar terapia porque desde que huí de casa de mi familia empecé a tener de vez en cuando ataques de angustia, algo parecido a una gran ansiedad. Y es por toda la basura que había vivido ahí. Gracias a la terapia estoy consiguiendo hacer una buena limpia.

Sigo comentando un poquito más:

No he dicho, por cierto, que yo llegó un día que deje de sentirme solo. Aunque me encantaría tener alguien en mi vida hace tiempo que dejo de ser algo imprescindible. Yo me siento en buena compañía de mi mismo y de la vida y de todo aquello que me gusta y disfruto.

En la terapia que estoy siguiendo, en la que parece que el tema de mi familia dice mi psicóloga que ya lo tengo bastante bien colocado, estoy aprovechando para intentar analizar mi problema en las relaciones, si es que lo hubiese por mi parte. Mañana mismo voy a verla y a llevarla un trabajito. He escrito algunas de las cosas en las que me fijo y por las que valoro a la gente a la hora de entrar o salir de mi vida. Voy a compartirlo con vosotros antes que con mi psicóloga, jeje:

Me gustan

• Las relaciones muy íntimas. No acepto muros o puertas que difícilmente se puedan tirar o abrir.

• Las personas auténticas, sinceras, bondadosas, vivas, alegres, positivas, simpáticas, sensibles, tiernas, humildes, honestas, abiertas, responsables, empáticas, coherentes, equilibradas, críticas, inteligentes, sabias, etc. Podría escribir mil y una virtudes y mil y una conductas, atisbos o indicios asociados a todas estas virtudes, pero creo que unas pocas son suficientes para hacer ver la idea que se tiene. En los ocho puntos siguientes escribo los indicios:

1. Personas que dan más importancia al contenido que a la forma, a los hechos que a las palabras, al interior que al exterior, que saben distinguir -y quieren hacerlo- lo esencial de lo superficial.

2. Con memoria de lo que se vive y se habla en la relación: las presuposiciones son los conocimientos compartidos por los interlocutores que facilitan y hacen más eficiente la comunicación; posibilitan ir creando un mundo cada vez más rico.

3. Que saben estar solas, disfrutar solas. Que saben estar "sin hacer nada", que son capaces de saborear y disfrutar del propio hecho de existir sin más. Que valoran la belleza y potencialidad del silencio y de la nada e intentan no llenarlos con algo que valga menos que ellos.

4. Que buscan la igualdad a la hora de relacionarse: ni quieren dominar ni ser dominados.

5. Que valoran los hechos más por su beneficio o perjuicio que por su adecuación a lo socialmente mejor visto o de moda.

6. Muy expresivas: que reconozcan, valoren y utilicen el lenguaje no verbal.

7. Con más mundo interior que exterior, ya que el exterior nace de la compartición de los interiores; de las calidades interiores dependen las exteriores.

8. Personas que huyen de "guiones banales" (Del libro "El guión de vida"): que producen vidas grises, banales, donde el lema es no sacar los pies del plato, y parece que hay un peligro implícito en desarrollar todas las potencialidades; dan una cierta seguridad a quien los sigue por ser favorecidos por la propia sociedad; los roles sexuales son modelos de guión cuya principal función es limitar: "todas estas cosas no puedes hacerlas, ni sentirlas, ni pensarlas, ni parecerlas"

Hola Raquel.

Si te apetece contar me gustaría saber de ti y de tu historia: ¿Quién es Raquel?, ¿qué le gusta?, ¿cómo se enfrenta a la vida?, etc.

Yo soy de Madrid también. Acabo de cumplir 32. Yo estoy solo también. Me gustaría algún día tener al menos una amistad, pero desde pequeño me di cuenta de que estaba mucho mejor solo que teniendo gente y sintiéndome solo, así que mi vida ha sido un continuo entrar y salir gente. Quizá esta situación sea menos de ideas y un poco más patológica, no lo sé, pero estoy en ello, desde hace 4 meses estoy siguiendo terapia psicológica para aclararlo todo. Viví una situación de maltrato psicológico en mi familia de la cual tuve que huir con veinte añitos. Lo que sí he aprendido en todo este tiempo y descubriendo ahora en la terapia es que estar solo no es algo tan malo, simplemente está muy mal visto socialmente, por tanto no nos educan para saber aprovecharla y disfrutarla, porque de verdad que es toda una mina de oro. Y es justo el trabajo de todos estos años, conmigo mismo, en soledad, lo que me está permitiendo ahora salir del agujero en que me había metido toda esa mala situación que viví en mi familia. La soledad me ha aportado ideas, valores, fuerza, muchos recursos, y fíjate que es la soledad, mi empecinamiento en lo auténtico lo que me ha ayudado al final a enfrentar todos mis miedos e irme dando cuenta de las cosas. Seguramente si hubiese aceptado la compañía fácil y de cualquiera nunca habría encontrado el momento y las fuerzas para enfrentarme a mis monstruos. En fin, esto que sirva para todos, empeñaos en lo auténtico, en lo que sentís de corazón; tendréis que luchar y sufrir mucho pero es la única manera de que algún día tengáis algo realmente auténtico y que os llene de verdad. Nos han enseñado también que el dolor es algo muy malo y que hay que evitar a toda costa: otro enseñanza errónea; cuando somos pequeños somos super fuertes y podemos con todo: crecemos y nos hacen muy débiles. La buena noticia es que ese niño está en ti para siempre y se puede volver a sacar esa fuerza que tenía.

Parece que la mente es muy puñetera porque en ella quedan marcadas las cosas a fuego, y cuando son malas hacen mucho daño: bueno, se pueden cambiar con mucho trabajo, las malas, porque las buenas si que no salen con nada, afortunadamente, y son en las que hay que apoyarse para cambiar las otras.

Yo también me siento solo

Hola. He leído tu escrito y te entiendo perfectamente. Yo me siento en esa misma situación debido a trabajos que he tenido a lo largo de mi vida y a gente que he conocido y que de verdad me he dado cuenta que han sido de manera "ocasional". Ahora tengo una estabilidad laboral pero una pesadez que no me deja respirar tranquilo y que no me quito de encima: la soledad. También me siento triste y con ganas de conocer gente. Un saludo.