Estrategias y Mensajes Ocultos, Parte 2

Estrategias y Mensajes Ocultos, Parte2

Pero pedir a una mujer que sea simple es más difícil que ganar una maratón corriendo con taco aguja!!!....

Las mujeres somos complicadas por naturaleza y estamos empecinadas en complicar más la vida, que ya de por si no es fácil!... Simplemente porque no podemos aceptar que la gran mayoría de las situaciones, no tienen un significado oculto, una trampa escondida, y sobre todo, que el mundo no está contra nosotras!

Como ya dije, el hombre es básico y dice lo que piensa y piensa lo que dice…. Algo que es TOTALMENTE incomprensible para nosotras, que vivimos pensando una cosa, pero la expresamos de otra forma, que por supuesto siempre esconde el verdadero mensaje que queremos transmitir!!!...

Y después decimos que no nos comprenden!!!!.... Y cómo queremos que nos comprendan si le decimos a nuestro hombre “No me llames más!” y cuando pasan los días y no te llaman, caemos en la depresión diciendo “Ves? No me llamó porque no le intereso!!”…. y no, nena…No te llamo simplemente porque le dijiste que no te llame…

O el famoso, “No quiero estar nunca más con vos! Se acabó!”… y el consecuente, “Ven que no nunca me amó porque no me persigue?”…

Las mujeres somos "Estrategas" por excelencia… Tenemos un cerebro tan enroscado que vivimos haciendo estrategias buscando la reacción del otro… Pero claro, la gran mayoría de las veces, no obtenemos nada, porque el otro, no tiene el mismo funcionamiento mental…

Si la mujer le dice al hombre “No me llames”, pues el hombre no te va a llamar… Porque es lo que le estas pidiendo… Y no es porque no te ama, porque no le interesas, y todas esas conclusiones que sacamos de las reacciones mal comprendidas…

Las mujeres tenemos esa necesidad de que el hombre nos esté encima, nos insista, nos suplique, pero claro, decimos todo lo contrario… ¿Y por qué decimos lo contrario?... Y volvemos a caer en lo mismo de antes…Porque así nos creamos la ilusión de que sale de él… El príncipe encantado que nos corre y suplica nuestro perdón, enamorado a nuestros pies…. Pero chicas, los Príncipes no existen y mucho menos son encantados ni azules!!!...

Los príncipes son hombres que aman de una forma diferente a nosotras…. Y que no están en la pavada de tener que pelear y pelear por el amor de la princesa…. El hombre tiene un problema y lo quiere solucionar y listo… Nosotras necesitamos tener el ambiente novelesco de lágrimas y suplicas para perdonar o arreglar las cosas…. ¿Y que conseguimos???... No mucho, porque al final, terminamos aflojando porque nuestras verdaderas intenciones son las que ganan… Y ese “no me llames más”, se convierte en el famoso “Te llamo para decirte que no me llames nunca más” (frase histórica en mi vida que he usado miles de veces para reírme de mi y de mis amigas en estas situaciones!!)… Y volvemos sobre nuestras palabras para obtener lo que realmente queremos… Que te llame y arreglar las cosas…

Entonces digo yo, ¿por qué no bajar un poco a la tierra y dejar de complicar las situaciones y sobre todo, de buscar reacciones que nunca van a venir?… Simplemente porque son reacciones de mujeres y no de hombres… Queremos que los hombres entiendan y actúen como mujeres y eso nunca va a pasar…

De chicas, no solo nos bombardearon con Cuentos de Hadas y Princesas, sino que nos comimos a Disney… Si a eso le sumamos las novelas, donde la chica buena sufre y sufre, y el chico bueno, la busca y se gana su amor… Uffff, tenemos un Cuento Fantástico en la cabeza que nos aleja de la realidad…. Una realidad donde ni nosotras somos princesas, ni los hombres son príncipes… Una realidad donde los hombres y las mujeres son diferentes y tienen que tratar de encontrarse en un punto medio de equilibrio…

Entonces, no estaría bueno si aprendemos a simplificar las cosas?.... A enviar mensajes con lo que realmente queremos y no con mensajes ocultos y contradictorios? …. A no buscar reacciones que no van a llegar... A no poner valores en los adornos del arbolito…

Lo importante no es quien afloja, quien llama, quien da el punto de inicio… Lo importante es el mensaje y que la situación se solucione….

En eso el hombre también es diferente…. Un hombre no está midiendo las acciones para ver quien llama más, quien da más, quien habla más, quien llama primero… Somos nosotras las que ponemos valores en esas cosas porque creemos que la dignidad pasa por ahí…

Pregunto, si pasa por ahí, entonces ¿me llama primero y ya está?... ¿Y está todo bien?... Me parece que no… La dignidad pasa por el contenido, no tanto por la forma… Entrar en el juego de quien llama primero o de medir el amor del otro por cuantas veces te llama, o cuánto tiempo tarda en aparecer, no es real… Y eso es fácilmente comprobable, porque cuando actuamos así, siempre nos quedamos con angustia… Cuando hacen lo que les pedimos que hagan, pero que no es lo que realmente esperamos de él, siempre terminamos llorando y angustiadas…

No sería mejor, entonces, dejar los cuentos de hadas y esos prejuicios de que la dignidad pasa por quien llama primero o quien afloja antes, y simplemente enfrentar la situación, sin vueltas y con la cabeza en alto?...

Encuentra mis artículos en http://perdidaenelmundoestoy.blogspot.com/

Sin votos (todavía)