Ansiedad de la mujer… Los tiempos son diferentes!

A mí me gustaría saber quién inventó el tiempo? Y sobre todo, quisiera saber por qué no inventó el mismo para el hombre que para la mujer???.... Porque si hay algo que aprendí y corroboré a lo largo de mi vida, es que el tiempo para los hombres, no tiene el mismo significado que para las mujeres!...

Es evidente, que las mujeres tenemos un tema con la ansiedad… Creo que ya la deberíamos incorporar como característica física… Mujer: tetas, vagina y ansiedad!.... porque por más tranquila que sea la mujer, la ansiedad nos puede…

El concepto de “esperar”, fue creado para los hombres, obvio… Nosotras queremos y NECESITAMOS todo para ayer… es algo genético diría yo… y obvio, eso hace que el tiempo corra diferente…Mucho más rápido… Para nosotras un minuto es una eternidad y por supuesto, tener que esperar una semana, se hace físicamente imposible, sobre todo en cuestiones del corazón… y por este motivo, es que cometemos tantos errores!

Para el hombre es distinto… el hombre no es ansioso por naturaleza… El hombre es frio, para la pelota, espera, planifica…. Esperar es parte de su accionar diario… Es muy raro ver a un hombre correr… y claro, con semejante diferencia, encontramos en el “tiempo”, otra zona de conflicto entre hombres y mujeres…

Es fácilmente comprobable que un minuto del hombre, no es igual que un minuto de la mujer!... Si queremos hacer algo, o estamos esperando esa bendita llamada, cada minuto, cuenta como horas!.... Esa ansiedad se profundiza con la naturaleza fatalista de la mujer… Pensamos que si no lo decimos ahora, entonces “va a ser tarde”!.... Si no lo llamo hoy, mañana va a ser tarde, ya habrá encontrado otra, se habrá olvidado de mi… Tiene que ser HOY… y obviamente, eso choca con la naturaleza del hombre, que si te dice mañana, pues simplemente es mañana… Pero ¿Cómo se puede esperar a mañana??... Imposible!

Esa diferencia en los tiempos, se siente mucho en las separaciones, por ejemplo… Nos peleamos con nuestra pareja, y si no nos llamó a los días, ya nos hicimos la telenovela de Andrea del Boca clonada con Avenida Brasil!... Así como cuando el hombre tiene un problema, se mete en su cueva, cuando se pelea con su pareja, necesita tiempo para pensar… pero ese tiempo para pensar es muy diferente que el de la mujer, porque sufrimos procesos diferentes…
La mujer se pelea, y no para de pensar en el tema… Que lo que hizo, que lo que dejo de hacer… que analizamos los hechos una y mil veces… Solas, con amigas, con hermanas, con el panadero… nos metemos de lleno en el tema y vamos cambiando de posición… Pasamos de tener toda la razón, a encontrar algunas culpas…. Después más culpas… y hasta muchas veces, terminamos siendo las Culpables absolutas de lo que paso… y todo eso en una eternas 24 hs!!!!.... Como pasa el Tiempo, por Dios!!!!

En cambio el hombre, cuando se pelea, necesita despejarse…. Tomar distancia del problema… Generalmente eso lo hace con amigos, sale, se divierte…. No habla del tema con nadie… Trata de enfriarse para tomar distancia y después evaluar… Puede pasar una semana, y todavía no haberse tomado el tiempo de analizar la situación, porque sabe que en caliente, estas cosas no se resuelven….

Y claro, nosotras que en 24 horas ya fuimos y vinimos mil veces y ya tenemos toda la situación analizada y resuelta!... Ya estamos llamando o esperando que llame, porque obviamente, ya tuvo más que tiempo suficiente para resolverlo!… Pero no, no es así… Y eso aumenta aún más nuestra ansiedad, porque además del tiempo, ahora nos corren los fantasmas de que ya no nos aman y que se acabo para siempre…Simplemente, porque no entendemos, que tenemos tiempos diferentes!!!...

Los tiempos de recuperación también son diferentes… y eso, también se debe a esta ansiedad que nos acecha…. Siguiendo con el ejemplo de la separación…. La mujer no para de pensar en el tema, no para de analizar, de buscar culpas, soluciones, de buscar los por qué!.... En ese periodo, el hombre ni siquiera cae… Trata de vivir su vida, de no pensar en eso, de salir adelante...

El hombre transita el proceso mucho más despacio, pero en línea recta…. En cambio nosotras, aceleramos las respuestas y las soluciones. Llegamos tan rápido al final, que no estamos seguras, entonces volvemos a preguntarnos y volvemos para atrás.
Entonces, si bien el hombre tomó más tiempo para su análisis, cuando llega, llega…. Y así nos encontramos, generalmente, con un hombre tortuga, que terminó su duelo, su decisión, mientras la mujer perdiz, sigue oscilando de una opción a la otra…
Conclusión, son más lentos, pero más rápidos!

Pero bueno, tambien gracias a Dios que tenemos tiempos diferentes!!... Esa es la parte buena… El equipo es importante porque si dejáramos a los hombres libres con sus tiempos, se nos escaparían muchas tortugas… Y si nos dejaran a nosotras libres con nuestros tiempos, viviríamos corriendo de un lado para el otro, decidiéndonos y arrepintiéndonos, cien veces por día….

Así que en ese punto, lo ideal es encontrar el equilibrio… Y generalmente ese equilibrio se da cuando encontras a tu media naranja que te frena, y a vos que la pinchas un poco para que se mueva más rápido….

Equilibrio que por supuesto no se mantiene en el tiempo!!... los conflictos son inevitables… Solo hay que volver a encontrarse, en el medio….

Su voto: Ninguno Media: 3 (1 voto)

Comentarios

He de decir que no siempre se

He de decir que no siempre se cumple lo que dices, hay hombres que necesitan tiempo y otros que no, hay mujeres que lo intentan revolver al momento y otras que no, todos somos diferentes y actuamos de forma diferente, no obstante es cierto que las mujeres por naturaleza os agobiarais de mala forma. Pero el hombre por lo general no lo hace y os ponéis peor, si hablas de tema del corazón lo más importante no es tener tiempos diferentes si no adaptarte al tiempo del otro, intentar ir al unisono. Encontrar un tempo compartido por los dos, que es lo que dices en tu último párrafo.

Hermosa reflexión

Agel

Obviamente no se puede "generalizar"... no todos somos iguales... cada persona es un mundo... y las maximas exactas no se pueden aplicar porque los seres humanos no respondemos a formulas, ecuaciones o teoremas matematicos...

Lo que si hay, son tendencias... y de ahi que la sociologia y la psicologia pudo desarrollarse y aplicarse... Que las mujeres tengamos tendencia a compartir nuestros problemas con amigas, no quiere decir que no haya mujeres que no lo hagan... u hombres que si lo hagan.... pero bueno, yo escribo sobre esas tendencias... y lo hago poniendole humor, satirizando a los personajes, para que nos riamos de nosotros mismos.... A mi, el humor me ayudo mucho en mi vida, y el reirme de mis errores, de mis problemas, me enseño a desdramatizar y sobre todo, a aprender....

Como bien dijiste, lo importante del relato es el final... es lo que quise expresar, con humor y parodia... en un mundo donde parece que las personas dejaron de encontrarse, de entenderse, mi mensaje apuntaba exactamente a eso... a dejar de mirarse al ombligo y tratar de entender al que tenemos al lado... todos somos diferentes... ni mejores ni peores, simplemente diferentes... tener tiempos diferentes, no esta mal... estes del lado del que va mas rapido o del lado del que va mas lento... lo importante es COMPRENDER y RESPETAR los tiempos del otro.... y encontrar un tiempo compartido por los dos....

Gracias por tus palabras...

Es muy cierto y muy triste,

Es muy cierto y muy triste, la gente no trata de comprender al otro, simplemente quiere lo bueno y cuando pasa algo malo tambalea esa pequeña base en donde se construyó la relación.
Y no debe ser así, debe ser firme y no dar nada por sentado, seguir construyendo pero procurando que los cimientos sean lo mas sólidos posibles, y eso solo se consigue conociendo al otro, por que así sabes a lo que te enfrentas, los dos conocéis donde flaquea el otro y podrás ayudarlo a perseverar.
Yo por desgracia la sonrisa se me arrebato poco a poco y ahora, me sigo riendo, pero es tan pasajero que solo abunda la tristeza, no solo por mi, si no por el mundo que avanza a un sin sentido de ocio y felicidad corta que lo único que hace es olvidarte de quien eres realmente.