¿Hasta cuándo la culpa es de Papá y Mamá en nuestra vida? Parte 2

Siguiendo con la influencia de los padres… Conocer sus historia, nos ayuda a entender la forma en que nos educaron, sus errores, sus aciertos…. A entenderlos, a perdonarlos, a valorarlos… Pero además de sus historias, es importante también saber el momento de sus vidas donde aparecimos… Como ya dije, no es lo mismo llegar cuando tus padres tienen 20, que a los 30 o a los 40…

Mi hermana del medio y yo, llegamos demasiado pronto… Una pareja recién casada, con un amor pasional y nuevo… En sus jóvenes 22 años… Y de repente, dos nenas en 2 años, para bajarlos a la tierra de un tirón!... Para mi padre fue muy duro, como para la mayoría de los hombres… El hombre es el que se siente desplazado por los hijos… La mujer enfoca toda su atención en los bebes y tiende a olvidarse del hombre… A eso, le sumamos que el rol del hombre en los primeros meses (y diría años) del bebe es más secundario… Llegamos al momento donde el hombre se siente excluido de la pareja y del micro-mundo que se forma entre la mama y los hijos… Este es el periodo conocido como “feu rouge” (fuego rojo) para las infidelidades!... es cuando el hombre está más sensible y propenso al famoso “buscar afuera lo que adentro no le dan”… Pero bueno, ese es otro tema…

Lo importante acá, es que mi hermana y yo llegamos cuando la pareja era muy nueva, y fuimos recibidas por un padre celoso, una madre inexperta, una familia orgullosa… y fuimos criadas con muchas reglas, con rigor, límites…. Y todo a prueba y error…

Mi hermano ya los agarró a los 30 y con dos nenas de experiencia, así que a él lo educaron diferente… No sé si con menos rigor, pero más relajados… Y también cometieron errores… El hecho de que al fin tuvieran al varón, hizo que sus límites fueran menos estrictos que los nuestros… Y el hecho de ser una familia machista, le dio también más privilegios que a nosotras… Y eso influyó mucho en la personalidad, ya que de los cuatro, mi hermano, es el más débil… Débil, a nivel personalidad, pero bueno, nosotras con nuestro carácter fuerte y avasallante, tuvimos muchos más golpes en la vida también, así que a esta altura, ya dudo de quien es el más débil… O al menos, de quién es el que mejor vive…

Y ni hablemos de la cuarta… que ya los agarró a los 42!... La nena mimada, malcriada… La hija única, en realidad, ya que cuando ella nació, los otros estábamos todos criados… Y bueno, como hija única, es la más pretenciosa, pero tiene una personalidad un poco más parecida a la nuestra (solo un poco)…

Conclusión, el momento de la vida de los padres, donde nacen los hijos, es importante para la educación que reciben… podemos tener los mismos padres, y ser educados y recibir cosas totalmente diferentes, dependiendo de cuando llegamos a sus vidas….

Ahora, ya sabemos cómo entender a nuestros padres… Sabemos que la forma en que nos educan, la infancia que nos dan, va a marcar nuestra personalidad, nuestro carácter… Pero, ¿Hasta cuándo son responsables de nuestra vida?....
Una vez escuche a un psicólogo que decía que todo trauma de la infancia, puede influir en nuestra personalidad, en nuestra vida, hasta los 21/22 años…. Y yo creo que esto aplica… En algún momento tenemos que dejar de culpar a nuestros padres de cómo somos y de cómo actuamos… de todo lo que nos pasa en la vida, sobre todo de lo malo…. En algún momento tenemos que dejar de responsabilizar a nuestros y hacernos cargo de nuestra propia vida!... Y eso es muy muy difícil…

Tenemos muchos mecanismos de defensa para evitar hacernos cargo de nuestras vidas… Escuchar a los “expertos de la vida” es uno de ellos…. Y culpar a nuestros padres de cómo somos, es otro…

Mi hermana por ejemplo, recuerda todos los errores de mis padres, y no los perdona… Hemos hablado de eso muchas veces (solo nosotras dos), y no solo recuerda cada detalle, sino que no los perdona y obviamente, ha hecho todo lo contrario con sus hijos (cosa que no siempre está bien, porque a veces, la solución no está en el otro extremo, sino en el medio, pero bueno, hacerle entender eso a mi hermana es imposible)… En mi caso, mi subconsciente borró mucho de esos errores… Me los recuerda mi hermana, pero yo no los recuerdo, y eso hace que los haya perdonado simplemente porque borré de mi cabeza, todos esos hechos… Dos hijos educados por los mismos padres, en el mismo momento, y cada uno tomó una posición diferente sobre la misma situación… Raro, no?

Podemos tomar el camino que elijamos con respecto a la educación que recibimos de nuestros padres … Olvidar, no olvidar, perdonar, no perdonar…. Pero en algún momento, tenemos que soltarlos y hacernos cargo de nuestra vida … Y después de los 21, 22, 23, tenemos que hacernos responsables de nuestros actos, moldear nuestra vida y dejar de echar culpas a los demás, sobre todo a nuestros padres… Podemos elegir no verlos, o continuar una vida con ellos… Pero sin traumas, sin reproches, porque ahora, es NUESTRA vida…. Eso es cortar el cordón y vivir…

Y obviamente, el camino de comprender a nuestros padres, y perdonarlos, de ser necesario, es el camino más productivo y beneficioso para todos…

Encuentra mis artículos en http://perdidaenelmundoestoy.blogspot.com/

Sin votos (todavía)