Videos de autoayuda

Videos de autoayuda

Desde Devivencias pretendemos reunir en este apartado una seride de videos de autoayuda, videos de motivación o desarrollo personal. En definitiva videos que aporten historias, opiniones y reflexiones válidas y prácticas para ayudarnos en la mejora como personas. Con cualquier propuesta que tengáis puede ser enviada a info@devivencias.net 

Los mejores videos de autoayuda, motivación y desarrollo

¿Cuántas veces nos hemos sentido insatisfechos con la vida que estamos viviendo? Un mal trabajo o con pocas opciones de crecimiento, la falta de pareja, largas horas en el tráfico o en el transporte público, vivir lejos de amigos y familiares, problemas de dinero. La lista de cosas que pueden afectar nuestro bienestar es larga. Pero a veces los cambios necesarios para que nuestro día a día mejore pueden resultar más sencillos de lo que hemos pensado.

Un simple cambio de rutina a veces puede brindarnos impactos positivos inesperados. O mejor aún, encontrar una nueva razón para enfrentar esa rutina. Es la premisa de un cortometraje dirigido por Philip Hugues titulado Signs (Signos).

La rutina amenaza con destruir la vida del protagonista, hasta que a través de la ventana ve a la chica que trabaja en el otro edificio. Si bien es ella la que toma la iniciativa de escribir el primer mensaje, la vida de él ya parece haber cambiado con el simple intercambio de miradas. Nada en su trabajo fue distinto, pero a partir de ese momento, él parecía otro en la oficina.

Pero no perdamos de vista el importante detalle que fue ella quien dio el primer paso. Ella tomó el riesgo de escribir el primer mensaje e iniciar la conversación a través de la ventana. La chica cambió la vida del otro porque tomó las riendas de la suya. Quizás por eso, también ella y no él fue la que ha obtenido el ascenso.

Muchas veces es eso lo que necesitan nuestras vidas. Un gesto, un intercambio. El muchacho de la película pasó en un día de ser un hombre frustrado a considerarse la persona más afortunada del mundo. Él tuvo suerte, no son muchos los que recibiremos mensajes desde la ventana del otro edificio. Por eso tenemos que fijarnos en la muchacha, escribir nosotros mismos el mensaje. Está en nosotros encontrar las pequeñas razones para que nuestras vidas den semejante giro.

A veces no ha de ser un nuevo amor, pero sí un nuevo proyecto, una actividad especial, las posibilidades son muchas, lo importante es darse la oportunidad de encontrarlas. Abrirse a las oportunidades de la vida, tal como hizo la chica de Signs

See video

Se ha dicho en alguna ocasión que el verdadero paraíso en la tierra lo tienen los niños.  Son ellos, los que verdaderamente saben disfrutar y fluir con la vida. Probablemente, lo que les permita ese fluir tan mágico sea su mente, su conciencia. Y es que ésta no les lleva a estar comparando, juzgando y evaluando la realidad de forma permanente. Sin embargo, los que ya somos un poco más mayores no realizar esas actividades, aunque sea en piloto automático, nos cuesta un mundo y sin ser conscientes estamos permanente juzgando la realidad entre lo que es y lo que debería ser acorde a nuestros criterios.

Pero es precisamente ahí, en quitar y no en poner, probablemente donde radique buena parte de la felicidad. Vivir la vida en lugar de pensarla, sumergirse en ella en lugar de conceptualizarla, entregarse a su flujo y devenir. Cierto es que a determinados niveles debemos pensar la realidad para desenvolvernos en ella, para organizarnos y cuidar nuestra supervivencia. Pero sin embargo, en otros planos estar permanentemente con el piloto mental encendido nos acaba aprisionando con nuestras exigencias mentales y evita que disfrutemos plenamente de nuestra vida.

El paraíso surge cuando la vida no es teorizada o interpretada, aunque sea favorablemente, porque lo favorable queda inevitablemente vinculado a lo desfavorable. Por ello, aprendamos de ellos. Este vídeo puede ser un ejemplo para darnos cuenta de lo que comentamos.

See video

En más de una ocasión hemos hablado del sentimiento de miedo y como no tener miedo, no es posible, todos nacemos con algunos miedos. Como muy bien dice la protagonista de este vídeo, Véronica de Andrés, los estudios psicológicos apuntan a que hay dos tipos de miedos que parece ser que son innatos a todos los seres humanos, el miedo a las alturas y el miedo a los ruidos. Lo que sitúa a los otros tipos de miedos, en un plano mucho más personal. En un plano donde lo que pensamos, lo que decimos y lo que sabemos jugará un papel muy importante.

Según los manuales de psicología, el miedo es una advertencia emocional que anuncia la proximidad de un daño físico o psicológico. En este sentido, y siempre y cuando se encuentre dentro del campo de alerta puede ser incluso positivo. El problema aparece cuando el temor deja de ser una advertencia para convertirse en protagonista de nuestra realidad. Es entonces cuando el miedo nos  paraliza y deja de ser útil. Es ahí, cuando nuestro diálogo interno cobra peso, cuando tenemos que apostar por una vida que se viva más desde el amor que desde el miedo. Porque, el miedo que nos paraliza es un miedo que Pilar Jericó diría que es tóxico. Una clase de miedo que nos impide tomar decisiones y desarrollar nuestro talento; nos sumerge en la inseguridad e impide el desarrollo de nuestro potencial.

Es en estos momentos, y tal como nos recordaba el otro día Sergio Fernández, cuando hemos de apostar por tomar decisiones desde el amor. Sabiendo eso que decía Robert Allen de que “la vida empieza donde termina tu zona de confort” y que la diferencia en la mayoría de las ocasiones no está en no tener miedo, en sino lo que hacemos con él. En palabras de Mandela: “No es valiente el que no tiene miedo, sino el que sabe conquistarlo” o como dice el refranero popular: «valiente no es aquel que no teme. Valiente es quien teme y se atreve.»

See video

Hoy nos toca un vídeo de un niño que nos invita a vivir nuestros sueños, que nos pide que apostemos por ellos, porque como bien dice el protagonista de este video, ahora es el momento. Es la hora de la acción.

Hemos hablando en más de una ocasión de la bondad de las metas, pero ojo que no nos valen cualquier tipo de metas, sino que éstas han de ser coherentes con nosotros mismos. Ya en algún post hablamos de como debemos plantear nuestras mestas. Como dicen los psicólogos Kennon Sheldon y Andrew Elliot las metas coherentes “están integradas con el yo y emanan directamente de la decisión de cada sujeto” y son este tipo de metas las que nos permiten un mayor grado de felicidad y satisfacción personal.

Aunque a veces no es fácil establecer este tipo de metas, para ello primero tenemos que saber lo que queremos hacer con nuestra vida y, luego tener el coraje necesario para persistir en nuestros objetivos. Ahora os dejamos con la palabras de este niño que encierran una gran lección de vida.

See video

La vida, y especialmente en estos tiempos donde la velocidad de cambio se ha acelerado, si tiene algún denominador común este es precisamente la incertidumbre como consecuencia del enorme proceso de cambio. No hay nada permanente y debemos adaptarnos a este entorno en el cual no sabemos dónde fijar el siguiente paso. Y es aquí, en el momento en el que el siguiente paso a dar no está claro, cuando surge el miedo y la duda.

Sin embargo, y aunque a veces la duda tengo una connotación negativa, no siempre es así. Existe una duda beneficiosa, una duda que nos induce a investigar e indagar antes que a aceptar ciegamente. Pero una cosa es una duda que estimula y es constructiva y otra es la duda sistemática. Esta es la perjudicial. Se trata de una duda que te paraliza, una duda con la que la persona ni siquiera prueba y amparándose en dicha duda e incertidumbre da rienda suelta a la pasividad y la inercia.

Por ello, ante este tipo de duda nada mejor que la proactividad. La proactividad implica abandonar toda actitud pasiva para tomar las riendas de la propia vida y coger el toro por los cuernos. Supone dejar las excusas, las esperas y las ayudas de terceros y decidirse a actuar. Pero para ello, probablemente el primer paso que tengamos que dar sea en nuestra mente. El primer voto de confianza a nosotros mismos. La primera barrera a romper, nuestras propias creencias. Porque si no creemos que algo es posible, difícilmente lo será.

Por ello, cuando tengas dudas tu primer paso ha de ser mental, de fe en ti y en tu caso. Así es como encontrarás el camino, porqué quizás no estaba muy desencaminado Paulo Coelho cuando escribía en el Alquimista eso de: "Cuando deseas algo con toda tu fuerza el Universo entero conspira para que se haga realidad".

See video

Hoy nos apetece hacer un canto a la vida, a la naturaleza, a vivir el presente y a prestar atención a lo importante. Porque estamos seguros que la gestión de nuestra atención es una buena medida de la inteligencia. Quizás pudiera parecer que exageramos un poco, pero sin ella no es posible llegar a buen puerto. Como dice S. Álvarez de Mon, “hay tanto viajero impaciente que se extravía, que aterriza en lugares remotos carentes de interés… porque nunca pisaba mientras caminaba, nunca escuchaba mientras hablaba, nunca veía mientras miraba, nunca aprendía mientras vivía!”

Por ello, el sabio Séneca nos advertía y decía “ten cuidado, no confundas vivir con perdurar.” Y proseguía. “No es breve la vida, largo es en el hombre el descuido del tiempo. No recibimos un vida breve, sino que la hacemos breve, y no estamos faltos de ella, antes somos sus despilfarradores” …“Vivís como si siempre fueseis a vivir, nunca os viene a la memoria vuestra fragilidad, no observáis cuanto tiempo ha pasado ya”

Por ello, la importancia de a dónde va nuestra atención, porque el tiempo es consciente o de calidad, o se dilapida. Porque el presente ha de ser e tiempo protagonista, este vídeo nos trae a la mente una anécdota que Ben-Shahar recoge sobre la vida de Hellen Keller. Ésta le pregunta a un amigo que había visto tras un paseo en el bosque, a lo que el responde que nada en particular. A continuación Hellen reflexiona sobre la respuesta que la ha dado su amigo cuando dice que no ha observado nada: «me pregunto cómo es posible caminar durante una hora por los bosques y no apreciar nada. Yo, que no puedo ver, encuentro cientos de cosas: la delicada simetría de una hoja, el estado rugoso de un pino. Yo, que estoy ciega, puedo dar pistas a aquellos que pueden ver.» «Usa tus ojos como si mañana te fueras a quedar ciego. Escucha la música de voces, la canciones de un pájaro, los grandiosos compases de una orquesta como si mañana te fueras a quedar sordo. Toca cada objeto como si mañana perdieras tu sentido del tacto. Huele el perfume de las flores, saborea con gusto cada bocado, como si mañana no pudieras ni oler ni degustar. Aprovecha cada uno de los cinco sentidos. Glorifica todas las facetas, placeres y belleza que hoy el mundo te muestra y te revela.»

Poco más que añadir a las palabras de esta mujer, que da a más de uno un sopapo en su forma de ver y vivir la vida.

See video

Muchas veces hemos dicho que nuestra mente es una gran desconocida pero lo que está claro es que en los últimos años nuestro conocimiento de la misma se está incrementando de forma exponencial. Hoy nos preguntamos que pasa con nuestros sueños, aquellos que tenemos mientras dormimos, y sobre todo, ¿podríamos grabar de alguna manera esos sueños?

Los últimos avances científicos apuntan a que estamos cerca de ello. Y es que esta tarea, iniciada en Occidente por gente como Freud y Jung, parece estar alcanzado un clímax histórico. Si recordáis en algún post hemos hablando de una técnica neurológica y psiquiátrica llamada neurofeedback pues bien, esta técnica se basaba en capturar la actividad eléctrica de nuestro cerebro, que de forma similar a una radio emite ondas eléctricas en diferentes frecuencias. Esta misma idea es también el pilar sobre el que se asientan los nuevos dispositivosen los que están trabajando diferentes investigadores y que nos permitirían capturar y grabar nuestros sueños.

Bajo todo ello, subyace una premisa básica y es que cada cerebro reacciona de una forma similar ante aquellos objetos y actividades que realiza, estés despierto o dormido. Es decir, que si mostramos una serie de imágenes a una persona y medimos su actividad eléctrica, en caso de que soñaran con ello, ese mismo patrón  de actividad se volvería a producir dado que existen patrones que se repiten y que podrían ser medidos por un aparato basado en la tecnología de imágenes por resonancia magnética, llamado MRI en inglés.

Hasta ahora el acceso a los sueños se realizaba exclusivamente a través de la narrativa que esta recordara y quisiera compartir, o en algunos casos a través de la hipnosis, pero ambos métodos resultan en algún sentido un tanto vagos. Y aunque este método aun está en sus albores todo apunta a que la ciencia está más cerca que nunca de entender realmente lo que pasa en nuestros sueños. ¿Qué te paracer todo esto?

 

Nota: Si no os aparecen los subtítulos podéis activarlos en el boton que pone CC en la pantalla del reproductor de Youtube

See video

Hoy hemos escogido para compartir con vosotros una escena de la película La vida secreta de las palabras. Una escena en la que subyace una mirada introspectiva hacia el interior del yo y del poder de la comunicación desde una perspectiva optimista. Pero sobretodo una escena de denuncia de las adversidades de la vida y como estas pueden ser superadas a través del amor.

Y es que probablemente sea el amor el gran motor de este mundo. El se convierte en ese aliciente que te permite, pese a la dureza de las condiciones, seguir adelante apostando por tomar decisiones valientes y comprometidas. Es por él que somos capaces de hacer, decir, y sentir lo inimaginable. Basta en muchas ocasiones con un pequeño detalle, una pequeña dedicación de la persona amada, para calmar nuestros ánimos y difíciles circunstancias que puedan darse en nuestro día a día para que éste se torne menos duro y frío.

Aunque  esto del amor, nunca ha sido fácil y no está exento de dificultades propias. A veces resulta difícil ponernos en la piel del otro, descifrar los enigmas de una vida que parece que no acaba de arrancar y no se entrega por completo a la relación. Y cuando esto suceda, y la otra parte no se acabe de entregar debemos entender que quizás exista algún motivo, alguna razón por la que en ese preciso instante debamos estar al lado del otro, amándolo en silencio y comprensión. Quizás sea en esos momentos de angustia y complicaciones cuando el amor debería manifestarse con más fuerza, para cumplir eso de estar juntos en lo bueno, pero especialmente en lo malo.

See video

Mucho se ha escrito sobre perdonar, pero probablemente pocos son los que entienden el significado profundo de esta palabra. Por eso, hoy hemos escogido una escena de la película Into the Wild en la que se da una interesante definición de lo que es perdornar. Aunque quizás, en esto de perdonar no fallemos tanto en el concepto como en el hecho en sí. 

Fuera como fuese, lo que sí que es cierto es que resulta sorprendente la gran cantidad de tiempo que dedicamos a condenar a los demás por sus supuestas faltas y a recordar viejos agrabios. Y, ¿por qué todo ello? Pues posiblemente sea el ego, ese gran buscador de faltas, el que se pasa gran parte del tiempo juzgando o haciendo críticas "constructivas" que pocas veces pueden llevar este calificativo. Por ello, necesitamos un nuevo prisma que nos permita seguir caminando. En este sentido, el perdón tiene mucho que decir.

Hemos de entender el perdón como un acto de inteligencia en el que el mayor beneficiado es quien perdona. Quien perdona se libera de su propio rencor. Y cuando te das cuenta de que, en caso de no hacerlo, el único perjudicado es uno mismo entonces el acto de perdonar se convierte en un proceso mucho más sencillo y natural.

En segundo lugar el perdón te libera del pasado. Perdonar es una actitud inteligente de soltar y dejar atrás. Es un proceso de descartar. Esto significa que somos capaces de evitar que otra persona nos pueda seguir haciendo daño porque hemos recordado nuestra propia naturaleza. Por lo tanto, quien perdona pasa página sin tener presente la falta. No significa que no vea la disfunción sino que decide no tenerla presente. Este es el verdadero perdón. Por eso perdonar es amar porque amor y culpa no pueden coexistir.

See video

Héroes anónimos hay muchos, y hoy compartimos una historia que en cuanto la conocimos supimos que la teníamos que mencionar aquí. Y es que aunque muchas veces hemos dicho que toda adversidad esconde una oportunidad, saber ponerse los anteojos que la descubran nunca ha sido fácil. Sin embargo, el protagonista de esta historia lo ha logrado con una naturalidad asombrosa.

Séneca, decía que no nos da miedo hacer las cosas porque sean difíciles, sino que las cosas son difíciles porque nos dan miedo. Por su parte, el psicoanalista Carl Jung pensaba que la mayor parte de los problemas mentales no se solucionan con psiquiatría, sino con filosofía. Y tanto la filosofía de este motorista como su falta de miedo frente a los nuevos retos de su vida, resultan más que envidiables.  Tal vez, y como dice un dicho británico; "la basura de un hombre es el tesoro de otro hombre", pues bien donde una persona sólo es capaz de ver tragedia y drama, otro es capaz de ver otro tipo de dicha y de oportunidad. En este caso, quizás la de seguir viviendo, quizás la de seguir compitiendo.

Y que mejor compañera de actitud para superar adversidades que la gratitud. Porque sólo si reflexionamos más a menudo sobre todas esas pequeñas o grandes cosas por las que cada uno tiene que estar agradecido, conseguirá una vida con mayor paz consigo mismo y con el mudo. Porque quizás a veces, y tal y como dice Sergio Fernández, la vida nos ofrece lo que más necesitamos antes que lo que más queremos.

See video

Como muchas veces sucede grandes descubrimientos son realizados mientras se investiga en otra dirección. Es lo que se conoce en física como precesión. Y es lo que le ocurrió al neurocirujano de la Universidad de Toronto Andrés Lozano.

En 2003, mientras realizaba un experimento para ayudar a reducir el peso de una persona obesa a través de la implantación de una serie de electrodos en el cerebro, concretamente en el hipotálamo, el paciente de repente empezó a recordar un paseo con su novia dado 30 años antes. Cuanto mayor era la estimulación eléctrica que aplicaban sobre el paciente, más vívidos y detallados eran los recuerdos del paciente.

Lo que decidió a continuación el Doctor Andrés Lozano fue aplicar este mismo procedimiento a diferentes pacientes con Alzheimer, siendo los resultados más que esperanzadores para la población que sufre este tipo de enfermedades. Pero, ¿cómo funciona todo esto? La técnica es conocido como “Estimulación Cerebral Profunda”( Deep Brain Stimulation) y aunque no es nueva sí que ahora se están realizando grandes avances con ella. En concreto, lo que hace la estimulación cerebral profunda es a través de unos pequeños electrodos implantados en regiones específicas del cerebro trata de modificar aquella actividad del cerebro que se considera anormal a través del incremento o disminución de sus actividad eléctrica. Estos cambios de intensidad, como el mismo explica en una entrevista, son aplicados  a través de una especie de mando de la televisión, puedes subir y bajar “el volumen" de actividad de las diferentes regiones del cerebro donde tendríamos implantado los electrodos.

Pero los avances van más allá de mejorar nuestra capacidad de memoria y cognición. Así, por ejemplo está técnica también puede ayudar a mejorar nuestro estado emocional como demuestra un estudio que llevaron a cabo con 6 pacientes con depresión calificados ya de “incurables” y en los que tan solo unos meses después de aplicar está técnica, consiguió en cuatro de ellos mejorar notablemente sus síntomas. ¿Hasta dónde podrá llegar la estimulación cerebral profunda? Os dejamos con las palabras del Doctor Lozano que nos lo cuenta muy llanamente. 

See video

Una de la grandes causas del sufrimiento del ser humano es su necesidad imperiosa por controlarlo todo. Pero, ¿sobre cuántas cosas crees que tienes el control? Si nos paramos a reflexionar sobre ello nos daremos cuenta que sobre muy, muy pocas.

Si a ello le añadimos el constante cambio, siempre en lucha con nuestro constante apego a mantener todo,o casi todo, tal y com, la situación se complica y ello genera situaciones de estrés y ansiedad. 

En este vídeo de la  película Kunfu Panda, una tortuga centenaria y llena de sabiduría zen, llamada Oogway, le dice a Sifu que ha de perder la ilusión de tener control, ya que en verdad no tenemos control ni de la mitad de la mitad de las cosas que pensamos. El aceptar este hecho nos facilita poder fluir y gestionar los acontecimientos que nos suceden para que nos ayuden a vivir el destino que deseamos vivir.

Y es que tal y como dice V. Frankl probablemente la última libretad que tenemos, y por tanto control, es sobre como interpretamos los sucesos que nos ocurren.

See video
Distribuir contenido