Un ejemplo de generosidad

Dadas las fechas tan especiales en las que estamos. Hoy queremos traeros un vídeo que habla de generosidad. Y es que aunque muchas veces nos olvidamos hay una cosa fundamental, " es sólo dando que recibimos" (San Francisco de Asís)

Ofrecer nos enriquece, mientras que aferrarnos a lo material nos empobrece. La verdadera fuente de prosperidad y riqueza radica en el hecho de dar. El desprendimiento no sólo ha de limitarse a nuestros bienes, sino también a nuestro tiempo, nuestra energía, nuestra sonrisa, nuestros conocimientos y nuestro cariño. Resulta clave comprender que no se puede tener todo hasta que uno no esté dispuesto a darlo todo.

No debemos de esperar gratitud alguna de la persona a la que echamos una mano. Al contrario, hemos de estar agradecidos nosotros de la posibilidad de ayudar. Esto es algo que ha sido constatado por varios estudios, entre ellos alguno de la Universidad de Stanford donde se llevó a cabo un estudio con la intención de evaluar los efectos de este tipo de actos. Se escogió una clase universitaria y se dividió en dos: durante algunas semanas los del primer grupo deberían practicar regularmente actos de generosidad, no así los del segundo. Las observaciones de los investigadores fueron claras, los miembros del "grupo generoso" se sentía de mejor humor y más eufóricos que los componentes del otro grupo, quienes no experimentaron mejora alguna en su estado anímico

See video

Si te ha gustado el video, subscríbete a nuestro RSS de Videos o a nuestra Newsletter 

Su voto: Ninguno Media: 5 (1 voto)