¿Cuán importante es compartir objetivos y ambiciones en las parejas?

compartir en pareja

¿Es importante compartir los objetivos en la pareja?

Las exigencias del mundo de hoy han convertido la tarea de definir y compartir roles en una de las más arduas que las parejas han de encontrarse en su vida en común. La mayor parte del tiempo, el difícil mercado laboral de los tiempos que corren obligará a que las dos mitades de la pareja trabajen. Con ello ha de venir la delicada división de tiempo y tareas en el hogar, así como la de metas y decisiones laborales.

Son muchas las parejas que han fracasado por el excesivo tiempo que una de las mitades le dedicaba a su carrera, en detrimento del tiempo de calidad dedicado a la pareja. Hay carreras que demandan una dedicación muy especial. Atletas, médicos, periodistas, la carrera diplomática con sus destinos inusuales, son todas profesiones que tienden a poner presión sobre la vida con otra persona. Así mismo, decisiones de estudio, aceptar un traspaso o un ascenso, o cambiar de carrera, son situaciones muy difíciles para la vida en pareja.

¿Cómo son las parejas que han superado estas pruebas? No hay fórmula preestablecida. La escritora Marnie L. Pehrson, por ejemplo,  ha encontrado que las mujeres con ambiciones suelen resentir mucho que sus parejas sean poco ambiciosas y que un matrimonio entre una mujer ambiciosa y un hombre con pocas ambiciones es muy probable que termine en divorcio.

Lo más importante es ser honesto con uno mismo y comunicarse con sinceridad con el otro. Compartir metas y trabajar en conjunto por ellas pasa primero por que cada uno las exprese con claridad dando la oportunidad para construirlas en conjunto. De esa comunicación, por qué no, pueden surgir caminos mejor trazados y hasta más cortos, también nuevos proyectos a explorar.  

No hay que esperar a un momento justo para hablar de lo que se quiere ser y hasta dónde se quiere llegar. Y muchas veces callar al respecto no es una cuestión de egoísmo sino de no haberlo tenido claro hasta hace poco. Pero el problema de tener metas diferentes o incompatibles puede presentarse en cualquier momento y ser capaces de alinearse para compartir objetivos y éxitos es fundamental para tener relaciones sólidas y duraderas. Por eso hay que mantenerse alerta ante el surgimiento de desavenencias al respecto para atajarlas antes de que atenten contra la vida en común.

Si te ha gustado el artículo, subscríbete a nuestro RSS de Consejos o a nuestra Newsletter 
Su voto: Ninguno Media: 5 (2 votos)